jueves, 2 de diciembre de 2010

Lo mejor para reconciliarme con el mundo el día después: volver a los lugares mágicos...



Paris, Louvre, perfecta combinación de barroco y modernidad.
Y un milagro del pulso!
Mayo 2010

1 comentario:

  1. Preciosa fotografía. Tengo ganas de ir a París. Un besito enorme.

    ResponderEliminar