lunes, 30 de mayo de 2011

Una cuestión de educación

Me levanté esta mañana con ganas de marcha y me fui al centro a hacerme unos análisis que tenía pendientes. Con lo cual llegó el momento "sala de espera". Y una vez más corroboré que nunca hay nada interesante que leer en una sala de espera. Es cierto. A veces hay algún periódico, pero suele estar ocupado. Y entonces te quedan tres opciones: aprenderte de memoria una vez más el catálogo de Ikea (no es tan malo), ojear una revista de muebles y hundirte un poquito en la miseria viendo las casas que tienen las "lectoras" (que no son precisamente proletarias como yo), o hundirte un poco más en esa miseria viendo las revistas de moda, donde no encuentras un párrafo decente que leer, y sí un montón de fotos de chicas estupendas que hacen que te sientas como un barril, llena de arrugas y de lorzas, y con un gusto pésimo en el vestir.

¡Pues me niego!

Hoy tiré por la cuarta opción que encontré: una "Mujer hoy", que siendo algo frívola, suele tener artículos inetresantes de vez en cuando. Y sí, en la primera página me encuentro con un artículo de Edurne Uriarte sobre la encuesta salida hace poco acerca de que las mujeres solteras y sin hijos engordan menos. Frivolidad, gilipollez y gasto de dinero inútil, que la articulista critica y cuestiona, y con razón, al tiempo que se lamenta de la dictadura de la imagen, y de la esclavitud a la que las mujeres nos vemos sometidas desde pequeñas, porque se nos educa para gustar y agradar y no para triunfar.


Bueno, una que piensa como yo, la revista promete.

¡Qué gran equivocación! Paso la página y desfilan ante mis ojos artículos varios sobre qué comer para estar delgada, un anuncio de pastillas anticelulíticas, los maquillajes más innovadores para estar guspísima, una tabla de ejercicios para estar en forma en 15 minutos... ¿por qué piensan que me interesan todas esas cosas? ¿porque soy mujer? ¿Es eso lo único en lo que puedo pensar a golpe de mes de abril, porque se acerca el verano? ¿Es que los editores no han leido el artículo que abre la revista y que critica completamente publicaciones así?

Pero sigo pensando y llego a la conclusión de que de cosas así tenemos la culpa, en cierto modo, nosotras mismas. O por lo menos un porcentaje importante de nosotras mismas.
A ver, poneos en la última vez que fuisteis a la peluquería: en mi caso, la sala de espera tiene la misma literatura o peor que la sala de espera del analista, a saber, moda, muebles, el Hola, el Diez Minutos... y la tele en Sálvame, por supuesto. La National Geografic ni por asomo, claro. Así que en alguna ocasión he optado por llevarme yo la lectura, pese a quien pese. ¡Pero es que no hay opción!

A veces me pregunto por qué me cabrean tanto cosas así. Pues porque me siento un bicho raro en medio de tanta frivolidad, porque veo que el mundo ha ido avanzando pero no es un avance real. La mujer sigue siendo algo que mirar, si vale la pena, claro. Somos blanco de anuncios publicitarios absolutamente sexistas, y no luchamos suficiente por cambiar esto. Me cabrea la resignación.

¡Y la hipocresía! Ayer viendo un documental sobre el futuro de Egipto tras la revolución, se preguntaban si estaban preparados para integrar plenamente a la mujer en la vida política, si veríamos algún día una mujer candidata a la presidencia de Egipto. Es difícil de creer, pero no sólo en Egipto: ¿cuántas mujeres se han presentado a la presidencia en España? No debemos escandalizarnos porque en este primer mundo la igualdad tampoco es real, por muy buenas intenciones que haya.

Y todo ello es una cuestión de educación, por un lado, y de reivindicación por otro.
Aun no soy madre pero espero hacerlo bien con mis hijos si los tengo: igualdad de obligaciones y de derechos. Y de conocimientos, me parece esencial. Ambos debemos ser educados igual aunque solo sea para que la mujer no dependa de un hombre para cosas tan sencillas como hacer un agujero en la pared, ni el hombre de la mujer para cocinarse una tortilla. Y en ese sentido pienso que han avanzado más ellos que nosotras. ¿Qué chico hoy en dia no sabe hacerse algo para comer? No hablo de un menú superelaborado, que yo tampoco sé hacer, pero lo básico. Vale, ¿y cuántas de nosotras hemos cogido un taladro alguna vez? Pues eso...

¿Y la parte reivindicativa? No aceptar como válidas ciertas valoraciones, hacer pensar al prójimo. Y pongo un ejemplo real: el otro día, hablando con un familiar sobre el nuevo piso que hemos comprado, llegamos al tema cocina, que en mi caso resulta ser bastante pequeña, pero bueno, suficiente. Y el interlocutor, ni corto ni perezoso, se lamentó de que hoy en dia se hagan cocinas tan pequeñas, si al fin y al cabo, para una mujer, que se pasa tantas horas en ella, es importante estar cómoda. ¡¡¡¡¡¡¡?¿!!!!!!!!
Aun dentro de mi asombro, hice una broma al respecto, pero opté por no darle importancia. Porque estaba de muy buen humor, y el sujeto era un hombre mayor que no va a cambiar de opinión por mucho que yo le diga. Sólo espero que su hija siga la dirección adecuada y sepa hacérselo ver.

Al final, es eso, una cuestión de educación, y está en nuestras manos.

6 comentarios:

  1. No puedo estar más de acuerdo, yo seguiré protestando contra anuncios como los de Pronto o Calgonit, que algo siempre queda!!

    ResponderEliminar
  2. Hola! Felicidades por el post! Me ha encantado y no puedo estar más de acuerdo con lo que dices. Estoy estudiando unos cursos a distancia sobre igualdad de genero y estos temas que, a pesar de ser la primera en estudiarlos, ya cansan. Desde hace tiempo que pienso lo mism oque tu respecto a las revistas. Que pasa, que solo nos interesan la moda y los cotilleos? O si no ya tevas a revistas super especializadas que igual tampoco te apetece leer algo tan "profundo".
    Por no hablar de la política y la sociedad en general. Antes de criticar a paises que, sí, es cierto que van más retrasados que nosotros en el tema de la inserción de la mujer, no tienen en cuenta al sexo femenino... pq no paramos a mirarnos nosotros mismo a ver si realmente somos tan modernos, igualitarios etc.
    Muy buena reflexion!

    ResponderEliminar
  3. Arrea, cacho post. Parabéns. Ora ben:
    1. os homes que sabemos facer buratos con taladros pero precisamos apoio loxístico dos nosos sogros e temos serias dúbidas para diferenciar unha broca do 6 e un taco de 8 non contan.
    2. pasta precociñada, tortillas de patacas again and again and again e queixo con membrillo non son exactamente platos elaborados; polo tanto tampouco contan.
    3. en Carlo's peluqueros a oferta bibliográfica pasa por interviu, Faro de Vigo, Zipi & Zape e Mortadelo. Eu sempre collo o Mortadelo, se ben os berros en Sálvame impídenme concentrame o suficiente no humor de Ibáñez, igual que Carlos é incapaz de manter a atención ao cliente durante máis de un minuto seguido.
    4. quero pensar que o tamaño da cociña ten que ver tamén co tamaño do home/muller que cociñen nela. E no caso que comentas a túa é, obxectivamente, pequena. E penso que a filla do acusado xa leva trazas de cambiar determinados preconceptos inconscientes sen maldade.
    5. seguirei tan interesado coma sempre na HIstoria da muller e na muller na Historia, facendo incluso cursos en Ávila. Vale iso como gran de area?

    ResponderEliminar
  4. Ya sabía yo que este tema daría que hablar...
    Dina, haces bien en protestar...pero el anuncio de Pronto, tristemente, sigue en la parrilla televisiva. Hay que seguir intentándolo!
    Pepi, garcias por pasarte por aquí, siempre son bienvenidos los nuevos lectores.
    Anónimo da miña alma... gracias por facer pequena a nosa cociña e grande a miña persona (bueno, tí úsala tanto ou máis ca min, así que isto é un autopiropo, non?). Tí pos enormes grans de area cada día! dentro de pouco temos praia no salón! bicos

    ResponderEliminar
  5. Degoncide's wife30 de mayo de 2011, 18:38

    Bravo por la reflexión. Tienes razón, tampoco le falta a anónimo. Por lo tanto, os toca a vosotros empezar a cambiar el mundo.
    Debías dedicarte a la escritura; a lo mejor le sacabas rendimiento.
    Biquiños

    ResponderEliminar
  6. Me sumo al carro de las personas indignadas, q por ser mujeres tengamos q cargar con todos los topicazo de mujer 10. Ah!! Ya ves q no soy la única persona q piensa q podrías escribir un libro.... yo te ánimo tb, si quieres yo podría ilustrarlo!!!!!. Guapa x fuera y x dentro. bkños

    ResponderEliminar