miércoles, 22 de junio de 2011

De crepes...

¿Por qué no? Hoy os traigo de nuevo un sitio de esos que a mi me gustan para comer de vez en cuando. Hace tiempo que estoy en casa, como en casa todos los días, por lo que echo de menos ese ritmo de comer fuera, en sitios agradables y sin tener que cocinar ni lavar los platos.

En mis épocas por Santiago, además de deleitarme en el Petiscos, del que ya os hablé, recurro en muchas ocasiones a otra delicia: "la creperie", que realmente se llama "Cre-cotte. Restaurante-creperie", y que tiene también sede en Pontevedra, donde vivo, Vigo y Madrid.


La versión Santiaguesa está bien, pero hay muchísima gente siempre, turistas sobre todo porque está junto a la catedral. Si tengo que elegir me quedo con la de Pontevedra, situada en el casco viejo, en una casa rehabilitada recientemente, con mucho encanto en la decoración y una gente encantadora.

Los Crepes están de escándalo, los tienen fríos o calientes, dulces y salados. Y las ensaladas resultan de lo más exótico, con salsas variadas y para que elijas la que más te gusta siempre.

¿Y los postres? Creo que se podría perfectamente comer con el postre, porque además de buenísimas son muy abundantes, deliciosas....ummmmmm!

Es decir, toda una experiencia en la que hoy mismo me voy a zambullir después de bastante tiempo.

Así que ya sabeis, Pontevedra, Ruá Real, 28, o aquí y a disfrutar!

1 comentario:

  1. um...me abres el apetito....apunto la dirección, un saludo!

    ResponderEliminar